CyberDodo lucha contra el maltrato (2-16)

Opinión : 14772

Agregar a Favoritos

Puntuación :

Las instituciones

Por muchas razones, millones de niños son separados de sus familias y colocados en instituciones (véase a este respecto, el episodio dedicado a los derechos del niño en caso de colocación por el Estado). En este contexto, pueden ser víctimas de diversas formas de abuso: tratamientos médicos inadecuados, sanciones disciplinarias abusivas, encarcelamiento con adultos, etcétera.

El lugar de trabajo

Millones de niños trabajan de manera legal e ilegal (véase en particular el episodio sobre el trabajo peligroso ); el origen de esta situación sigue siendo la pobreza. Con el deseo de escapar de sus precarias condiciones de vida, estos niños se exponen a numerosos tipos de violencia por parte de sus empleadores, de sus compañeros de trabajo o de las personas que ejercen alguna autoridad directa o indirecta sobre ellos.

La violencia puede ser de cualquier clase.

La comunidad

El hecho de que una comunidad agrupe a personas -niños- por afinidad puede dar a suponer que allí se refuerza la solidaridad, pero la comunidad es también una entidad que puede exponer a algunos de sus miembros a todas las formas de maltrato.

Los niños pueden ser víctimas de maltratos en todos los aspectos de su vida.

¿Qué hay que hacer para luchar contra el maltrato?

La respuesta depende del nivel de intervención. En primer lugar, los Estados deberían:

Garantizar el cumplimiento integral de la Convención y el conocimiento de la misma por parte de los niños.
Prohibir todas las formas de violencia contra los niños
Proteger a los niños contra la violencia en el entorno institucional
Prohibir los castigos corporales
Prohibir los niños soldados
Enjuiciar a los responsables de la violencia
Asegurar un sistema de salud y de protección social accesible para todos
Capacitar al personal médico, social y educativo para identificar y denunciar la violencia contra los niños

Los adultos deberían:
Respetar la integridad moral y física de los niños
Saber reconocer las señales de maltrato
Informar a las autoridades competentes cualquier señal de abuso que adviertan
Contribuir al conocimiento de la Convención por parte de los niños

Y los niños deberían:
Saber que no es normal que sufran agresiones
Nunca guardar silencio en caso de sufrir alguna agresión
No proteger a la persona responsable
Pedir ayuda
Conocer sus derechos
Respetar a sus compañeros

En conclusión:

El maltrato afecta a cientos de millones de niños, pero no es inevitable. Existe un tratado internacional que protege a los niños contra la violencia: la Convención sobre los Derechos del Niño.

El deseo de CyberDodo es precisamente dar a conocer los principios fundamentales de este texto a sus beneficiarios, los niños, para que puedan exigir que sus derechos sean plenamente respetados.

Cuando todos los niños sepan que nadie debe amenazarlos, golpearlos, estrangularlos, sacudirlos, abofetearlos, golpearlos, quemarlos, violarlos, aterrorizarlos, extorsionarlos, privarlos de comida, desplazarlos, etcétera, este mundo verdaderamente habrá cambiado.

Sergio Vieira de Mello, Alto Comisario de la ONU para los Derechos Humanos, nos recordaba que "los niños son los adultos del mañana". Por eso, dejemos de masacrar el futuro destruyendo el presente de tantos pequeños...

Chat CyberDodo

Para ver el dibujo animado sobre el maltrato, haga clic aquí

Para hacer el test, haga clic aquí

Para ver los juegos, haga clic aquí

© CyberDodo Productions Ltd.

La violencia contra los niños es inaceptable y está prohibida por la Convención, pero por día millones de niños son víctimas de ésta.

¿Qué dice, en resumen, la Convención acerca de este asunto?

Artículo 19: El Estado tiene la obligación de proteger al niño contra toda forma de maltrato perpetrado por sus padres o cualquier otra persona que lo tenga a su cargo. El Estado establecerá y desarrollará programas de prevención y de tratamiento.

¿Cómo es la situación?

Para poder combatir un flagelo y poner en práctica soluciones eficaces, es importante conocerlo bien. Es por eso que, en 2003, el Secretario General de las Naciones Unidas le encargó al profesor Paulo Sérgio Pinheiro, (uno de los primeros sostenes de CyberDodo, el Defensor de la Vida), la conducción de un estudio global sobre las formas de violencia que sufren los niños.

Este documento está ampliamente inspirado tanto en el extraordinario trabajo como en la excepcional personalidad de este hombre.

El profesor Paulo Sérgio Pinheiro con Manuel M. Martin

¿Cuáles son las diferentes formas de violencia que sufren los niños?

Por desgracia, son tan numerosas que resulta imposible detallarlas de manera exhaustiva; las diferentes formas van desde la discriminación, la violencia psicológica, la negligencia, la humillación y el daño hasta la integridad física y sexual.

¿Dónde ocurren estas agresiones?

El estudio dirigido por el profesor Pinheiro ha identificado 5 principales puntos:

La casa y la familia
La escuela y los establecimientos escolares
Las instituciones
El lugar de trabajo
La comunidad

Cada uno de estos sitios tiene su especificad con graves consecuencias sobre los niños cuando es sinónimo de violencia; veamos la explicación juntos:

La casa y la familia

Todo niño tiene necesidades (a propósito de eso, véase el documento sobre el interés superior del niño, que las detalla) básicas, como respirar y alimentarse y otras más elevadas, como adquirir conocimientos, pasando por las imperiosas necesidades afectivas como amar y ser amado. Cualquier tipo de violencia que se produce en la casa y la familia es una tragedia, ya que se trata justamente de las personas y el entorno que deberían asegurar el bienestar del niño y en quienes el niño confía instintivamente.

Los abusos que ocurren dentro del entorno familiar pueden ser de toda naturaleza y, a menudo, tardan mucho tiempo en salir a la luz porque el niño no se atreve a denunciarlos.

La escuela y los establecimientos escolares

Estos sitios son importantes por dos razones:

a) En primer lugar, porque muchos niños son víctimas de agresiones “oficiales”, ya que todavía algunos países autorizan el castigo corporal en las escuelas, que es más “conocido” entre los alumnos con diferencias físicas o sociales.

B) Porque la escuela es un lugar muy importante tanto para concienciar e informar, así como también para detectar, a niños víctimas de violencias con el fin de ayudarles.