CyberDodo lucha contra las agresiones sexuales (2-33)

Opinión : 67779

Agregar a Favoritos

Puntuación :

Es imposible mencionar una sola respuesta, ya que las secuelas de una agresión sexual de un niño dependerá del tipo de abuso, de su frecuencia, de su agresor, de la edad de la víctima, de su desarrollo psicosocial, de la información previamente recibida y de la contención que le brinden sus allegados.

Para ilustrar el párrafo anterior, podemos decir que los especialistas consideran que un niño, que está informado sobre el tema y que es abusado una vez por un extraño, sufrirá de menos secuelas y por menos tiempo que otro violado regularmente por su padre o su padrastro.

¿Cómo se puede luchar contra los abusos sexuales de los cuales son víctimas los niños?

Para que exista abuso sexual, un atacante debe encontrar una víctima; por lo tanto, la prevención se lleva a cabo por medio de dos ejes: la detección (por ejemplo, personal médico y escolar) tanto de conductas peligrosas como de perfiles psicológicos potencialmente peligrosos, que no entrarán en el marco de este documento y de los cuales hablaremos sólo lo indispensable.

En cuanto a los niños, los estudios realizados sobre este tema demuestran que una educación sexual y respetuosa del niño y de su cultura es un método excelente para informarles y advertirles de los abusos sexuales (con respecto a esto, véase el tomo n.° 6 del Edupack CyberDodo sobre a la lucha contra los abusos sexuales). Informar a los niños y advertirles de los abusos sexuales es fundamental

¿Qué hacer en caso de abuso sexual?

En primer lugar, ¡no cierre los ojos y escuche al niño que tiene el coraje de hablar! Recordemos que el agresor sexual de un niño es generalmente el padre o el padrastro. Muchas madres no pueden creer que ese hecho terrible haya sucedido y que el autor sea su compañero.

En ocasiones, el niño abusado no puede hablar porque que es consumido por el miedo, la vergüenza o la culpa. Por lo tanto, es fundamental que sus allegados adviertan los cambios en su comportamiento en el hogar, la escuela, con sus amigos, etc., y que establezcan las condiciones necesarias para que el niño pueda expresar su sufrimiento.

Las autoridades también tienen una gran responsabilidad en la gestión de las denuncias de abusos sexuales que involucran a niños. El informe del testimonio del niño debe ser realizado por un profesional capacitado (psicólogo, etc.) para que el relato del abuso no represente un nuevo juicio para el menor. Por otra parte, cada vez más países utilizan grabaciones en vídeos con el fin de ahorrar al niño la traumática repetición de su relato.

Es importante señalar que al pie de cada página del sitio www.CyberDodo.org, se puede observar a un niño que tiene un cartel rojo, que dice "SOS". Haga clic en el ícono "Información útil", que se encuentra a la derecha del niño, para acceder a los servicios de ayuda para niños disponibles en su país.

Si la información está incompleta, le agradeceríamos que nos contactara a contacto(at)cyberdodo.com para que actualicemos la lista de inmediato.

También, ponemos a su disposición este instrumento para denunciar en línea los abusos de niños: Virtual Global Task Force

Chat CyberDodo

Para ver el dibujo animado sobre la lucha contra los abusos sexuales de los cuales son víctimas los niños, haga clic aquí

Para hacer el test, clic aquí

Para ver los juegos, clic aquí

© CyberDodo Productions Ltd.

Por desgracia, existen varias formas de abuso sexual infantil, entre las cuales se encuentra la prostitución, que millones de niños son obligados a ejercer y la cual fue el tema de un documento de CyberDodo, que usted puede consultar haciendo clic aquí.

Podemos definir el abuso sexual hacia un niño (es decir, un ser humano menor de 18 años) como su implicación en actividades sexuales que no quiere, que no puede comprender, que son incompatibles con su desarrollo y/o con su edad, y a las cuales es obligado por la autoridad, la violencia, la seducción, etcétera.

El primer paso para abordar este doloroso tema es proporcionar una definición comprensible para los niños. ¿Por qué? Porque, como dice nuestro lema:

"¡La libertad nace del conocimiento!"

El equipo de CyberDodo está formado por psicólogos, expertos, educadores y, desde luego, por familias que tienen el objetivo de informar a los niños, para que puedan exigir que se respeten los derechos garantizados en la Convención.

Para que un niño comprenda lo que es un abuso sexual, se le puede explicar que su cuerpo es un tesoro que debe proteger y que sólo él o ella tiene derecho a decidir quién puede verlo o tocarlo.

Y más aún cuando se trata de trata de sus "partes íntimas". El Edupack de CyberDodo lo explica de la siguiente manera:

El cuerpo de un niño es un tesoro que debemos respetar y proteger
 

Sin embargo, la pregunta fundamental es cómo explicarle a un niño que debe protegerse contra agresiones que su desarrollo personal no le permite anticipar ni comprender.

El Edupack CyberDodo propone juegos en los cuales se presentan situaciones de la vida diaria con diversas conductas posibles de varios adultos, lo cual le permite a los niños visualizar los comportamientos aceptables y los que deben rechazar.

¿Situaciones de la vida diaria?

Sí, porque en la gran mayoría de los casos, (varios estudios mencionan del 70 al 80%) el niño víctima de abusos sexuales conoce a su agresor, quien forma parte de sus allegados (familia, amigos, vecinos, etc.). Por lo tanto, las agresiones perpetradas por desconocidos no son las más frecuentes, como muchos piensan.

Es importante señalar que en 9 de cada 10 casos el agresor sexual de un niño es un hombre, que generalmente es el padre o el padrastro; esto se denomina “incesto”.

¿A qué tipo de abusos sexuales están expuestos los niños?

Se pueden clasificar en 3 categorías principales, según su naturaleza y su gravedad.

A) El exhibicionismo, que consiste en hacer que el niño vea las partes del cuerpo de un adulto o sus actos sexuales.

B) Los toques, práctica que puede consistir en que el adulto toque a un niño y/o en que el adulto le pida al niño que lo toque.

c) La violación, es decir, el hecho de que un adulto obligue a un niño a tener una relación sexual, que puede tomar diversas formas.

En todos los casos, existe abuso sexual cuando el niño no tiene edad suficiente para comprender la naturaleza de los actos que se le piden o se le imponen, cuando no lo consiente, si se somete a una amenaza, presión, chantaje, o bien si se le ofrece un beneficio, un regalo o alguna recompensa.

En líneas generales, existe abuso sexual cuando la situación que se obliga a vivir al niño no corresponde a su edad y/o a su desarrollo mental o físico. Esto también puede ocurrir cuando un adolescente abusa de un niño más joven.