CyberDodo y la leche materna (2-7)

Opinión : 12083

Agregar a Favoritos

Puntuación :

En primer lugar, observemos que no se trata de culpabilizar a una mujer que no puede amamantar a su niño, sea cual fuera su motivo. Sin embargo, existen impedimentos físicos, bloqueos psicológicos y presiones "comerciales".

Veamos de qué se tratan, empezando por los impedimentos físicos. Éstos pueden estar relacionados con alguna debilidad física que derive de una enfermedad grave de la madre y que le impida amamantar. Los medicamentos asociados con estos problemas pueden generar inconvenientes porque pueden encontrarse en la leche de la madre y luego ser absorbidos por el bebé. Las adicciones de ciertas madres (drogas, alcohol, tabaco, etc.) también presentan una contraindicación. A veces, simplemente el niño no tolera la leche por diversas causas genéticas.

Sin embargo, ciertos impedimentos pueden ser sólo pasajeros, como en el caso de las infecciones. Las afecciones benignas como un resfriado o una angina, en incluso la gripe “clásica”, pueden no interrumpir la lactancia.

La lista de los bloqueos psicológicos consiste en numerosas "leyendas" como, por ejemplo, que un pequeño pecho no producirá bastante leche para alimentar convenientemente a un niño o que la lactancia estropea los pechos, e incluso ciertas mujeres temen sentirse "prisioneras" de su niño y no poder compartir la tarea de alimentarlo con otras personas. Finalmente, algunos impedimentos psicológicos tienen razones mucho más íntimas, pero no entraremos en detalles aquí.

La OMS recomienda la lactancia exclusivamente materna durante 6 meses

Las enormes presiones "comerciales" sobre las madres son fáciles de entender: la leche materna es gratuita, sana, está siempre lista y se adapta perfectamente a las necesidades del niño, pero los comerciantes quieren vender leche artificial y eso les presenta inconvenientes comerciales y económicos.

Sin embargo, mediante sus campañas publicitarias, llegaron a imponer sus productos industriales incluso en países dónde las condiciones de higiene no permiten la utilización de biberones.

¡Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), la falta de la lactancia inmediata y exclusivamente materna en los países en vías de desarrollo causa la muerte de 1,5 millones de niños por año!

¿Qué dicen los expertos?

La OMS recomienda “una lactancia exclusivamente materna durante 6 meses, seguida de una asociación de la lactancia materna continua con otros alimentos dentro del marco de una alimentación adaptada, apropiada y de calidad”.

"En la actualidad, la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida se considera un objetivo de la salud pública mundial que está relacionado con la reducción de la morbilidad y mortalidad infanti..."

Esto está dirigido tanto para los países pobres como para los países ricos...

¿Es suficiente la información para las futuras madres?

Con certeza, este es uno de los puntos más importantes: es indispensable tanto informar bien a la futura mamá sobre los beneficios indiscutibles de la lactancia para su niño y para ella misma, como ayudarla a ponerla en práctica.

Para lograrlo, la OMS y UNICEF tomaron una iniciativa llamada "Hospital Amigo del Niño", que define 10 condiciones para una lactancia materna exitosa. Éstas son:

Todos los establecimientos que provean servicios y cuidados de maternidad a los recién nacidos deberían:

1. Tener una política escrita de lactancia materna, que sea periódicamente comunicada a todo el personal.
2. Capacitar a todo el personal para implementar esta política.
3. Informar a toda mujer embarazada sobre los beneficios y el manejo de la lactancia materna y la forma de ponerla en práctica.
4. Ayudar a las madres a iniciar la lactancia durante la media hora siguiente al parto.
5. Mostrar a las madres cómo se debe dar de mamar al niño y cómo mantener la lactancia incluso si han de separarse de sus hijos.
6. No dar a los recién nacidos más que la leche materna, sin ningún otro alimento o bebida, a no ser que estén médicamente indicados.
7. Facilitar la cohabitación de las madres y los niños durante las 24 horas del día.
8. Fomentar la lactancia natural a demanda.
9. No dar a los niños alimentados al pecho chupadores o chupetes artificiales.
10. Fomentar el establecimiento de grupos de apoyo a la lactancia natural y procurar que las madres se pongan en contacto con ellos a su salida del hospital o clínica.

Más información sobre el sitio de Internet de la OMS

Chat CyberDodo

Para ver el dibujo animado sobre la lactancia maternal, haga clic aquí

Para hacer el test, haga clic aquí

Para ver los juegos, haga clic aquí

© CyberDodo Productions Ltd.

Los artículos 6 y 24 de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño se ocupan del derecho a la vida y el derecho a la salud.

Artículo 6 – La obligación del Estado de reconocer el derecho intrínseco del niño a la vida y de garantizar su supervivencia y su desarrollo.

Artículo 24 – El niño tiene derecho al más alto nivel posible de salud y al disfrute de servicios médicos y de rehabilitación. El Estado hace hincapié en la prevención y la disminución de la mortalidad infantil, y combate las prácticas tradicionales que ponen en peligro la salud del niño. Todo esto en cooperación internacional.

En este contexto, un mayor conocimiento de los beneficios de la lactancia materna y una práctica prolongada puede ser útil no solamente para garantizar una mejor salud a los niños, sino también y principalmente para salvar la vida de millones de ellos.

No hay nada mejor para los bebés que la leche de su madre

¿Qué es la lactancia materna?

Es la extraordinaria capacidad que la naturaleza brinda a las mamás para que produzcan leche para su bebé. La leche humana es rica en miles de componentes que, sumados entre sí, garantizan que el niño no sufrirá de ninguna carencia, siempre y cuando la salud de su madre no esté muy deteriorada.

Además, la composición de la leche evoluciona con el tiempo y se adapta a las necesidades del niño.

¿Qué encontramos en la leche materna?

La respuesta a esta pregunta podría ocupar varias páginas, ya que es un alimento complejo y completo. En resumen y haciendo referencia al documento sobre la nutrición (que le invitamos a consultar para más información), en la leche encontramos tanto proteínas, glúcidos, lípidos, vitaminas, minerales, oligoelementos como también un conjunto de sustancias con propiedades únicas para la supervivencia y el desarrollo armoniosos del niño.

Por ejemplo, la leche materna le proporciona al bebé una protección contra los microbios, contribuye a su crecimiento, le ayuda a poner en marcha su sistema digestivo y sobre todo “favorece” su sistema inmune, ya que al momento del nacimiento es balbuciente, etcétera.

La lactancia también presenta beneficios para la madre, ya que se ha demostrado que en lo sucesivo reduce los riesgos de cáncer de mama y de ovario, le permite recobrar más rápidamente la línea y retrasa la vuelta de la fecundidad.

¿Todas las mamás pueden amamantar?

Por desgracia, no. Existen diversas razones que pueden impedir que una madre amamante a su hijo; entre ellas, es necesario distinguir las causas fisiológicas, psicológicas y “sociales”.